Si el artesano es el alma de la casa, el taller es su corazón. Desde el momento en que surge la idea de un nuevo producto y se plasma en un patronaje hasta el acabado final, existe un proceso creativo que se desarrolla íntegramente en el taller: se elabora un diseño, siempre buscando la funcionalidad, la atemporalidad y un estilo propio; se eligen cuidadosamente los materiales de cada producto; se elaboran los patronajes; se procede al marcado y corte de las piezas… Se mima cada una de nuestras creaciones hasta el acabado final.

detalles

Detalles del taller de Felipe Prieto

 

En el taller se trabaja con la técnica del cosido guarnicionero, empleando dos agujas y un cosido necesariamente realizado a mano. De esta forma el producto final ofrece la máxima resistencia, debido a la doble hilada continua y entrecruzada con hilo trenzado especial. Esta obsesión por la calidad es la base desde la que crece el producto Felipe Prieto.

foto 9

Tarjeta de presentación de la artesanía Felipe Prieto, creada por el propio artesano en los años ochenta

 

La piel que utilizamos en nuestras elaboraciones es 100% hecha en España mediante un proceso de fabricación artesanal que sigue un exigente proceso de curtición vegetal, libre de metales pesados y acabados sintéticos, utilizándose ácidos orgánicos biodegradables en el proceso. Como empresa preocupada por el Medio Ambiente, los acabados de nuestras pieles son totalmente naturales, el brillo se realiza mediante el pulido con un vidrio sobre la piel y el engrase se realiza con grasas vegetales y mantecas a mano. Los residuos generados en el proceso son materia orgánica reutilizable en otros procesos, tales como la fertilización de los campos.